lunes, 15 de diciembre de 2008

CAYO LARA NUESTRO COORDINADOR

Cuando los que regresamos de la Asamblea Federal a nuestras casas contábamos a compañeros y compañeras, a amigos y amigas que todo había ido bien pese a no elegir coordinador. Muchos no lo creían pero la realidad era esa. IU tuvo una Asamblea Federal muy difícil y se saldo de manera más que aceptable pues hubo un acuerdo muy mayoritario tanto en la línea política como en la estatutaria y todos los sectores antepusieron el acuerdo a la división. Ciertamente era lógico que una vez medidas las fuerzas de los delegados y delegadas presentes, cada sector hiciera sus números para ver las posibilidades reales de tener el Coordinador. Por ello no se votó en la Asamblea, no valía la pena forzar una votación de un Consejo Político Federal incompleto, pues luego podría no haber servido para nada una vez se unieran al Consejo Político Federal la mitad de miembros que debían nombrarse en los territorios con posterioridad a esa Asamblea.

Por fin, elegidos los miembros de los territorios, este pasado domingo se eligió nuevo coordinador general de IU. Cayo Lara no fue mi candidato en la Asamblea, pero a buen seguro es mi coordinador y el de toda IU del Altoaragón desde este pasado domingo. Como bien dijo ayer, “a IU no le sobra nadie y le falta mucha gente”. Esa y no otra debe ser la primera gran labor de este nuevo Coordinador General, pues en medida de que en su práctica política interna anteponga el consenso a la votación por bloques, ganará adeptos y con ello sin duda IU volverá a sumar militantes, simpatizantes y votantes. Desde luego, la creación de una dirección colegiada o que el sector Llamazarista no presentase ayer candidato/a es una muestra más de la voluntad de consenso existente entre las dos grandes familias de IU y un buen primer paso para el futuro.

Ahora queda trabajar duramente, pues frentes políticos internos deben cicatrizar y los externos merecen un trabajo más que intenso. Demos tiempo al tiempo, pues Cayo Lara como buen agricultor debe saber el tratamiento que darle a un árbol como el de IU, al que en los últimos tiempos muy pocos han prestado los cuidados necesarios desde dentro de IU y tiene enemigos externos muy poderosos que prefieren verlo muerto. Sería para ellos una gran satisfacción, que no podemos ni debemos permitir.

1 comentario:

Fernand dijo...

Animo piteras...Se necesita a IU mas que nunca, y se la necesita civilizada...