domingo, 26 de enero de 2014

FITUR, PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD Y DEJADEZ EXTREMA

Estos días hemos sabido los concejales de Izquierda Unida, nuevamente por la prensa, que nuestra ciudad, al igual que otras muchas ciudades y comarcas aragonesas, iba a mandar una delegación a FITUR, probablemente la feria más importante de cuantas hay en España en materia de promoción del turismo. La iniciativa, loable en la búsqueda de la promoción turística, contó con ciudadanos y asociaciones locales que en la ciudad están realizando desde hace unos años una ingente labor en materia de promoción de la historia local relacionada con el castillo, la orden templaria y el Rey Jaime I.



Hace unos días, supimos que nuestro equipo de gobierno decidió presentar a la ciudad para ser candidata a Patrimonio de la Humanidad, algo que no ha contado con la más mínima información, con una rueda de prensa del equipo de gobierno que permita a los periodistas preguntar por la citada iniciativa y mucho menos con un acuerdo plenario municipal al respecto. Suponemos que el equipo de Gobierno ha valorado las escasas o nulas posibilidades de éxito de tal empresa y seguramente les haya dado igual porque sus dos objetivos centrales serán; poder vender la ciudad para que venga gente a visitarla y levantar el orgullo local que tantos votos da, en aras a mostrar un trabajo en materia de conservación del patrimonio local, que dista mucho de ser real.


Mientras esto sucedía, casi en paralelo, la dejadez en la gestión del día a día local ha sido paralela y uno se pregunta para qué queremos hacer venir a los visitantes si nuestro equipo de gobierno es incapaz de gestionar algo tan sencillo como los restos de una simple poda. Mientras se filtraba a los medios estas navidades que íbamos a ser candidatos a Patrimonio de la Humanidad, restos de poda eran dejados en el suelo sin ser recogidos al finalizar la jornada laboral, algunos de los cuales estuvieron ahí varios días repartidos por las calles en plena navidad. Mientras se estaba intentando vender por nuestra alcaldesa y nuestro concejal de turismo la ciudad de Monzón, nada más y nada menos que en FITUR, la dejadez volvía a reinar y restos de poda han sido dejados durante el fin de semana por calles de la ciudad como la Avenida de Pueyo o la misma plaza de San Juan, junto a la histórica Iglesia del mismo nombre. La alcaldesa, en su  campaña electoral dijo, casi como máximo y único argumento político, que quería dejar a Monzón bonita y nada dijo de querer ser Patrimonio de la Humanidad. Me da, nos da en Izquierda Unida de Monzón, que no seremos patrimonio de la humanidad, que no dejaremos la ciudad más bonita y que a algunos les va más la farándula, la foto de templario o con el templario, que el trabajo gris y oscuro, duro e ingrato la mayoría de las veces, de estar encima de la gestión más cotidiana, para que no seamos los reyes de la dejadez y el abandono, pues de nada sirve ir a FITUR, si los que vienen a Monzón se encuentran semejante imagen de dejadez extrema. Monzón, desde luego, merece otra cosa.

 

1 comentario:

Lidia Marin Vives dijo...

La limpieza en Monzon es pésima no recojen las ramas de la poda casi no barren y limpian las calles como es debido podrían pasar mangueras para los pises de los perros y cambiar las bombillas y pintar las farolas que algunas como las de la calle Calvario a la altura de la avenida de la almunia lo necesitan por no hablar de lo mal que se hizo la limpieza del sosa que lo dejaron hecho un desastre siendo un lugar de interés en fin y como esto muchas cosas más y luego quieren que el castillo sea patrimonio de la humanidad que trasladen antes las fabricas que es de vergüenza que estén a pie de pueblo ya me he desahogado una queja asín hace falta a la alcaldesa de este pueblo saludos Miguel .