martes, 18 de noviembre de 2008

Valoración de la IX Asamblea Federal

La IX Asamblea Federal ha finalizado y ahora toca la gestión de la misma. El resultado de ella da para muchas interpretaciones, pero sabiendo de donde se partía tras los resultados electorales y las diversas incidencias internas de los últimos tiempos con hechos ciertamente lamentables como lo de Valencia o Asturias, creo sinceramente que el resultado es muy positivo. Ciertamente en el momento en el que estamos, los medios han vendido el hecho de no elegir el coordinador como un fracaso y quizás sea el único de la Asamblea, pero tambien es cierto que quizás sea un mal menor, pues la cosa podría haber sido mucho peor. Muchos siempre hemos defendido que el proyecto debe ser colectivo, donde el fracaso y el éxito sea siempre compartido y quizás la solución a la que se ha llegado sea la solución para la organización, pues una dirección colegiada con la figura de un coordinador general con poco poder, sea quien sea, obligará a todos y todas a trabajar en la misma dirección y por el mismo proyecto. Efectivamente en un mundo mediático como este, perderemos imagen con la venta de un gran líder, pero ganaremos y mucho, en proyecto colectivo y en demostrar que IU no es sólo una persona y que necesita de muchas más.

En la Asamblea se ha debatido y se ha votado con normalidad, se han aprobado cosas como la Declaración de Rivas casi por Unanimidad, se ha dotado de un proyecto político a la organización en el que todos y todas han aportado y hemos conseguido mejorar nuestros estatutos con amplias mayorías y sin mayores problemas. Hemos aprobado planes de trabajo que obligan a salir por fin a la calle y han salido adelante diversas resoluciones que se aprobaban sin ningún problema. Para finalizar se ha estado de acuerdo en trabajar para realizar una nueva Asamblea en 18 meses que sirva para la refundación de la organización, en la que a mi juicio se debe invitar a asistir a mucha de la gente que nos ha dejado los últimos años, muchos de los cuales, si hubiéramos sido capaces de gestionar la pluralidad interna, nunca debieron irse.

En lo personal, aposté junto a otros compañeros y compañeras por avalar la candidatura de Juan Manuel Sánchez Gordillo, pues creo en la pluralidad de la organización y aunque no voté la lista al Consejo Político Federal por mí avalada una vez se presentó, pues he trabajado y voté por la lista de los compañeros y compañeras de la denominada Nacional II, creía que alguien como él que no tenía avales suficientes para presentar candidatura debía tenerlos y decir lo que piensa. Un ejemplo más de que muchos compañeros y compañeras seguiremos apostando por la pluralidad de IU y por el proyecto antes que por las personas.

3 comentarios:

tita roja dijo...

Estoy absolutamente de acuerdo contigo. Lo fundamental de la asamblea es que todos/as, independientemente de la corriente a la que se perteneciera, tenían claro que había que continuar con el proyecto de IU y que somos la única fuerza política de la izquierda. De hecho, lo peor de la asamblea no ha sucedido dentro de la misma, sino que como siempre, muchos medios de comunicación se han regocijado en la no elección de coordinador/a general, cuando lo más importante era llegar a un acuerdo en continuar el proyecto político, hecho que se avaló aprobando el documento político, documento más importante de una organización, aprobado por más del 90% y que sienta las bases de lo que debe ser IU y del camino que nuestra organización debe seguir.

Espartaco dijo...

Una lástima que no le apoyases en la votación. Creo que es de los pocos que tienen un claro discurso anticapitalista. En fin, te (os)deseo suerte que hace falta. Qué lastima que con la crisis mundial que tenemos la izquierda española esté mirándose el ombligo.

R. Hortaleza dijo...

Estoy de acuerdo con que Sanchez Gordillo debe estar en el CPF